Hillary Clinton y Jeb Bush: precandidatos con portación de apellido

Entrevista a Pablo Kornblum para el Diario Tiempo Argentino, 22 de Junio de 2015.

http://tiempo.infonews.com/nota/155693/hillary-clinton-y-jeb-bush-precandidatos-con-portacion-de-apellido

a)      -Qué representan los Clinton y los Bush en la historia reciente de los Estados Unidos

b)      -Por qué creés que a pesar del desgaste que sufrieron los gobiernos de ambas “dinastías” estos candidatos son los que pican en punta en ambas primarias (según las encuestas).

c)      -Considerás que favorece a ambos candidatos que sean Hillary y a Jeb los que se enfrenten, teniendo en cuenta la imposibilidad que tendrán ambos partidos para cuestionar cosas vinculadas con el pasado de ambas familias en el gobierno?

a)      Los Clinton y los Bush encarnan los apellidos más importantes de las últimas décadas en la política estadounidense. Ambos representan fielmente los intereses de sus respectivos partidos en las diversas áreas programáticas (Impuestos, Inmigración, Gasto Público, Seguridad, etc.). En este aspecto, el capitalismo de círculos cerrados y concéntricos no requiere ni académicos, ni científicos ni filántropos; sólo políticos y empresarios especializados en explotar sus conexiones familiares.

b)     La respuesta probablemente es multicausal; pero fundamentalmente por el enorme poder acumulado que poseen como parte de la ‘elite política’ dentro de los circuitos de poder económico, militar y social. Por otro lado, un Bush o una Clinton, tienen la ventaja del reconocimiento del nombre, el valor de la marca familiar. Otra ventaja es la fiabilidad: saben cómo funciona el poder, no necesitarán aprender y deben saber lo que la sociedad requiere. En definitiva, las dinastías resisten porque políticamente son útiles.

c)      Cada uno potenciará las virtudes de sus predecesores, agregándole sus valores propios. Hillary se sustentará en la destacada política económica del ex presidente Clinton, adicionándole un estilo sobrio y con alta sensibilidad social para con las mujeres y las minorías. Jeb, por su parte, utilizará el histórico apoyo de los empresarios de las industrias más importantes para con la familia Bush (Finanzas, Petróleo, Industria Militar); pero además le agregará cierto grado de pragmatismo en cuanto a la apertura al dialogo con los diversos sectores sociales y políticos.